Cuento de El Tirano Aguirre



“El Tirano Aguirre desembarcó en Margarita con su tripulación por el puerto de Paraguaichi, bajo el pretexto de haberse perdido. Pidió protección, la cual le fue concedida por el propio gobernador. Se le dio de todo lo que en el pueblo había, y le curaron todos sus enfermos. Cuando Aguirre y sus secuaces recuperaron fuerzas, arremetieron contra todo aquel que les dio ayuda, asesinando y violando sin compasión alguna, quemando las casas e iglesias y robando todo lo que a su paso encontraron.

Finalmente, luego de varios días de inmisericorde masacre, el Tirano se suicidó luego de violar y decapitar a su propia hija. A su fantasma aún se le escucha pasar en su caballo relinchón, arrastrando cadenas y cueros secos, acompañado de gritos de ultratumba y la algarabía de sus vasallos”…