Relato de El Extraño Caso de Petare



“El 29 de Noviembre de 1954, Gustavo Gonzáles en compañía de su ayudante José Ponce, viajaban a bordo de una camioneta cerca de las 2 de la madrugada por la calle “Bella Vista” de Petare, rumbo a la charcutería “Scheper”, en busca de los productos que venderían en el mercado libre. Cuando de repente, la calle se ilumino como si fuesen las 12 del día.

Ambos al bajarse del vehículo pudieron ver cómo un extraño ser viviente se acercaba a ellos procedente de un aparato incandescente, el cual flotaba a pocos metros de altura, luego de forcejear con el hombrecillo para capturarlo, 2 ocupantes más vinieron en su auxilio para inmediatamente despegar en el platillo luminoso. Los seres fueron descritos como de baja estatura, peludos, sin nariz, descalzos, con un traje muy raro como un guayuco y de ojos brillosos.

Gustavo y José permanecieron largo tiempo en la Inspectoría General de Tránsito, donde se comprobó que no estaban bajo influencia alcohólica, que estaban sumamente nerviosos, y donde a uno de ellos, el que intentó atrapar al visitante, se le apreciaron contusiones leves en el costado izquierdo.

Al día siguiente del suceso, numerosos y respetables vecinos de la zona y de Caracas en general, dieron testimonio de que un objeto volador no identificado había sido avistado por los alrededores, cerca de las 2 de la madrugada”…