La leyenda del Holandés Errante



Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

La nave del capitán holandés Vanderdecker fue atrapada en una terrible tormenta cuando doblaba el cabo de Buena Esperanza, los pasajeros aterrorizados rogaron a Vanderdecker que se refugiaran en un puerto seguro, o que arriara velas, pero el enloquecido capitán se burló de sus súplicas y atándose al timón comenzó a entonar canciones sacrílegas. Su tripulación intentó tomar el control de la nave pero Vanderdecker arrojó a su líder por la borda, mientras los aterrorizados pasajeros se encomendaban a Dios, en ese momento las nubes se abrieron y una luz incandescente iluminó la proa revelando una figura gloriosa, enfrentándose al capitán le dijo que: “Ya que disfrutaba con el sufrimiento ajeno, sería condenado a recorrer el océano eternamente en medio de una tempestad y que provocaría la muerte de todos aquellos que le vieran en su nave espectral”… Después de esto, la visión desapareció y con ella todos los tripulantes de la nave maldita, dejando solo al espíritu penante del capitán Vanderdecker.