Los días de KISS



KISS - Paul Gillman
Estimad@s soladas,soldados, guardianas y guardianes del metal, voy a escribirle algunas de las experiencias surgidas de la tan esperada visita del grupo KISS en Venezuela, para comenzar los días de espera parecían interminables, y los ensayos con el grupo Arkangel previos al evento eran como un equipo preparandose para una gran final.

La promoción de las 59 horas por KULTURA ROCK y EL IDIOMA DEL ROCK, además de los 4 programas de tv se agotaron cuando cerca de la medianoche del miércoles 15 se lanzó el último de ellos, todo esto dejaba el escenario preparado.

Cuando en la mañana del Jueves 16 ocurrió el encuentro (de no mas de 5 minutos) con KISS, no eran un video, una fotografia o una canción sonando en un equipo de sonido como uno había estado acostumbrado durante más de 35 años, ESTABAN ALLI ! Mi hijo y yo en el medio de una de las más grandes bandas que haya parido el Rock & Roll en toda su historia, no sabía que decir luego de haber ensayado mil preguntas. Al final les hablé más que como un presentador, como un fanático… la experiencia fue inolvidable, y en la rueda de prensa demostraron toda su calidad humana y una increible humildad.

Al dia siguiente era EL DIA, ahora se trataba solo de unos minutos para pisar la misma tarima que Kiss, esa tarima que nunca soñamos pisar…

Sin embargo comenzaron los problemas en la prueba de sonido, donde Arkangel NO PUDO PROBAR! Luego vendría la orden de que el repertorio tenia que ser recortado, EL REY DINERO y HEROES CAIDOS pagaron la consecuencias y quedaron fuera de la cita.

Asi llego el momento de estar alli arriba y al rodar el video que serviría de intro al concierto me di cuenta que había un grupo de gente que no estaba allí presisamente para apoyar al Rock Nacional, incluso a la banda ELECTROCIRKUS a pasar de su alta calidad no pudo lograr una reacción acorde al esfuerzo que estaban haciendo.

Porsupuesto, esto ahondado a una previa y muy bien orquestada guerra de insultos e improperios que me tenían preparada, hicieron que la presentacion de ARAKANGEL se viera empañada por una extraña mezcla de una gran mayoría que permanecía neutral y casi inerte para que no los vieran “Disfrutar”, quizás para que sus amigos radicales no se la tomaran contra ellos, un puñado de radicales dedicados a insultarme durante los 30 minutos de actuación (como si estuvieran en Miami y estuviera Magglio Ordoñes al bate) y otro grupo que no escondió sus verdaderas emociones, ellos cantaron, brincaron,enarbolaron banderas y disfrutaron porque sabían muy bien el porque estaban allí y que una combinacion como esa no se volveria a ver jamas, honraron al Rock Nacional quienes eramos los representantes de “todos” alli y nos apoyaron…..

Una vez terminada nuestra actuacion que “casualmente” conto con un sinnumero de defectos de audio, sentimos que como venezolanos cumplimos con la misión de dejar bien en alto el Rock Nacional, muy a pesar de las dificultades y de aquellos que prefieren un concierto tipo “Evenpro” donde la mayoría de las veces no hay talento nuestro, y si lo hay, no tiene absolutamente nada que ver con la banda internacional.

A la hora de KISS, tuve la oportunidad de llegar cerca de la tarima a disfrutar del concierto y dejar atras toda una serie de sentimientos de frustración y tristeza que llenaron mi alma, sin embargo alli estabamos, cantando, saltando y muy felices de estar viendo algo que era inimaginable en la Venezuela del pasado…

Paul Gillman - KISS

No faltaron personas que me veían con odio y que se me acercaron para darme su “opinión” sobre mi manera de pensar, con respeto los escuche e invite a no perder la gran oportunidad de ver a KISS para estar hablando de política en la olla…

Al final los de la izquierda y la derecha estábamos disfrutando del concierto, incluso llegué a compartir con la misma persona que se dedicó a lanzarme hielos durante todo el concierto sin problemas e, incluso, más de uno se ofreció a llevar a mi hijo en sus espaldas ya que la mía ya estaba bastante cansada luego de cargarlo las 15 primeras canciones.

Una vez terminado el evento, el compartir con los presentes, compartir autógrafos y fotografías o simplemente sentir su amor y solidaridad me hicieron volver a sentir que no fue en vano, que valió la pena y que por ellos seguiré adelante, pase lo que pase y digan lo que digan, yo estoy aquí porque tengo una misión en la vida… y es llevar al Rock Nacional a un lugar de honor y con honor lo haré hasta el final de mis días!!!

!!!!Que viva el Rock Nacional!!!

Paul